Peter Kürten, el Vampiro de Düsseldorf

historias reales de vampiros

Peter Kürten

El 13 de abril de 1931, dio corfiienzo el juicio a Peter Kürten, un asesino serial que declaró ante el tribunal que «necesitaba sangre como ustedes necesitan alcohol».

En su confesión contó detalladamente, la manera en que había asesinado a sus víctimas, entre las que se hallaban algunas niñas de apenas cinco años.

Buscaba a sus víctimas entre chicos y chicas, a los que llevaba a un bosque cercano a Dusseldorf, en donde les abría la garganta con unas tijeras. Después de succionarles la sangre, les remataba golpeándoles con un martillo, destrozando los cuerpos por completo.

Los jueces pudieron comprobarle nueve asesinatos, aunque quedó la sospecha de que había cometido muchos más. Finalmente, el 2 de julio de 1931, en el patio de la prisión de Klingelpütz, Colonia, Kürten fue ahorcado en el patíbulo.

El director alemán Fritz Lang dirigió una película basada en su historia, llamada «M».

Volver a Vampiros