Georg Karl Grossman

vampirismo

Georg Karl Grossman

En agosto de 1921, alertada por un vecino que oyó los gritos de una joven, la policía detuvo a Georg Karl Grossman, mientras se dedicaba a beber la sangre de la que sería su última víctima.

Los investigadores policiales lograron identificar los restos de, al menos, tres mujeres que habían sido asesinadas en las últimas tres semanas.

En la requisa del apartamento, se hallaron docenas de prendas de ropa y efectos femeninos.

Nadie pudo precisar exactamente la cantidad de víctimas de Grossman, pero se calcula que fueron alrededor de cincuenta.

Volver a Vampiros