Conde Magnus

Oriundo de Escandinavia, en el siglo XVII. Se dedicó a estudiar magia negra y los secretos de la vida después de la muerte. En 1690, por encargo real, reprimió una sublevación de campesinos en Vestergothland, en donde ejecutó alrededor de cuatro mil personas, número que constituía aproximadamente la mitad de los habitantes del pueblo.

Ante semejante crueldad, fue recriminado por el rey Carlos XI, ordenando su destierro. Entonces, se dedicó a viajar, mientras escribía su Líber Nigrae Peregrinationis. En la última página de este texto se puede leer: «El que desee beber la sangre de sus enemigos y tener fieles servidores, debe ir a la ciudad de Corazin y rendir homenaje al Príncipe del Aire.»

Existe otra traducción del mismo manuscrito, que dice: «Quien quiera tener larga vida, quien quiera tener mensajero fiel y ver la sangre de sus enemigos, debe primero ir a la ciudad de Corazin y llegado allí saludar al Príncipe Aeris.»

Supuestamente, Magnus peregrinó a la ciudad húngara de Corazin, en donde sus habitantes mantenían relaciones con el Demonio. El texto de Magnus termina con las palabras: «Busca de esta materia en las cosas más cercanas.»

El Conde Magnus fue identificado como vampiro luego de su muerte, ya que numerosos vecinos aseguraban que lo habían visto salir de su mausoleo. Otros, afirmaban que un campesino habría sido semidevorado por Magnus.

Más tarde, se procedió a quemar en la hoguera a una bruja que supuestamente mantenía relaciones sexuales de ultratumba con el Conde, quien le habría enseñado a beber sangre de los niños.

Volver a Vampiros