Símbolos e interpretación de los Arcanos menores: Los Reyes

tarotIremos descubriendo los arcanos menores de cuatro en cuatro. ¡Honor a los reyes de bastos, copas, oros y espadas!, llamados no en vano los Honores.

Ya de antiguo un país, una nación, un imperio o varios pueblos eran gobernados por un rey, el cual encarnaba además el poder divino en la Tierra. Era un símbolo viviente, el representante o el igual de los dioses, un ser inmortal o en fase de convertirse en inmortal. Los sumos sacerdotes y jefes espirituales de todas las religiones del mundo fueron, pues, los primeros reyes. De ahí que Jesús fuese llamado Rey de Reyes.

Al convertirse en un héroe, un jefe guerrero que dirige sus ejércitos a la batalla y consigue victorias míticas, el hombre pasa a un plano divino o espiritual. Aquel rey que tiene el poder
absoluto y todos los privilegios a veces se convierte -casi siempre según la historia- en un tirano. Sin embargo, en tiempo de los griegos, el tirano era un jefe político o militar que tomaba el poder por la fuerza, el equivalente a nuestros dictadores, los cuales son de origen romano.
Faraón, emperador, sultán, califa, raja o monarca, el rey simboliza el poder absoluto, la autoridad, la ley, el orden; es una figura solar y paternal. Al ser la India la cuna del tarot adivinatorio -al menos en lo que se refiere a los arcanos menores-, existe una relación entre los 4 reyes del tarot y los 4 reyes celestes hinduistas y budistas, es decir, los Guardianes de los 4 puntos cardinales.

• Vaishravana, el Guardián del Norte, que sostiene la bandera de la victoria, cuya tela se enrolla alrededor del asta;
• Virüdhaka, el Guardián del Sur, que sostiene una espada firme para proteger a los hombres contra el mal y las fuerzas de las tinieblas;
• Dhritaráshtm, el Guardián del Este, que toca un laúd y cuya música dulcifica las costumbres de los hombres, purifica sus pensamientos y calma su espíritu;
• Vinpdksha, el Guardián del Oeste, que sostiene la serpiente del conocimiento enroscada en su mano.

Volver a Tarot