Los Arcanos mayores: La Emperatriz

tarot«Guardo los secretos de la vida», decía la Sacerdotisa. «Soy la emoción, la que otorga el espíritu a la vida, la que la anima, la pone en movimiento», dice la Emperatriz. Esta representa la inteligencia de la vida, la inteligencia en el poder, el instinto natural, fecundo y fértil a la vez, el arte de vivir con inteligencia, de saber imponer su fuerza y su ley siendo al mismo tiempo receptiva a las fuerzas y las leyes de la naturaleza. El poder de la Emperatriz es el poder de los sentimientos: es capaz de explotar las riquezas del corazón tan bien como las del espíritu.
Pero es ella también quien da a la Madre-Naturaleza su carácter generoso, siembra y transmite el germen de vida para que prolifere y abunde. Los mitos de la Tierra-Madre se relacionan con la Emperatriz, ya que está en ella el origen de toda manifestación de vida. Representa el principio femenino por excelencia. Pero el mayor poder de la Emperatriz se concentra en los sentimientos, las atracciones y repulsiones que están en el origen de toda acción. Su potencia es afectiva. Su comprensión es instintiva y espontánea. La Emperatriz es una mujer realista, pero es una mujer de corazón, cuyas tres palabras de orden son: amor, emoción, motivación.

La Emperatriz, el águila y el cetro

La Emperatriz tiene la fuerza, el valor, el fuego sagrado del águila imperial, representado en el escudo que lleva en la mano derecha. El águila, el ave mágica, solar, reina de las aves, llamada también pájaro-trueno, dado que es el atributo de Zeus-Júpiter, simboliza la realidad, pero también la fuerza de la inteligencia, los poderes del espíritu, la rapidez de los reflejos cerebrales.
El cetro, que lleva en la mano izquierda, simboliza el poder temporal que ejerce sobre la materia, en el mundo físico y en la naturaleza. En Egipto, los cetros que llevaban las grandes diosas ilustraban la alegría que sentían al ejercer su voluntad. La alegría de vivir, de querer, de producir, de crear, de ejecutar su voluntad son también atributos de la Emperatriz.

Sigue leyendo >>>