La tirada en cruz

A veces estamos tan absortos por un problema que resulta Imposible ver la vida con claridad. La tirada en cruz puede ayudarnos a encontrar una respuesta o una solución.
tarotEste tipo de tirada es muy fácil de realizar. En cierta forma, podemos decir que se adapta bien a nuestra vida moderna, a veces demasiado trepidante: se puede hacer en cualquier sitio y cuando se quiera, en un impulso irreflexivo o bajo una emoción inmediata. Estamos entonces en el clima psicológico ideal para consultar el tarot o, más exactamente, para consultarnos a nosotros mismos con la ayuda de los 22 arcanos mayores del tarot adivinatorio.
En efecto, para realizar este tipo de tirada, aconsejamos utilizar solamente los arcanos mayores y no dejar que las ideas se mezclen al pensar demasiado. Esto no significa que no haga falta reflexionar antes de formular claramente una pregunta o escoger 4 cartas, pero cuanto más inmerso se esté en una preocupación, en el momento de realizar la tirada, más exacto será el reflejo de lo que se piensa o se siente y de las circunstancias actuales y la probable evolución de las mismas en relación a tal situación. De hecho, este tipo de tirada tiene un efecto inmediato y no revela más que una situación, circunstancia o acontecimiento a corto plazo. Si se utiliza la tirada en cruz para prever un acontecimiento que tiene posibilidades de ocurrir dentro de seis u ocho meses, se obtendrá, claro, una respuesta (siempre se obtiene una respuesta cuando se interroga al tarot), pero será una respuesta referida a una preocupación más inmediata, que está relacionada indirectamente con la pregunta enunciada y que no responde a ella exactamente.
Dicho de otra manera, la tirada dirá entonces que la pregunta no es de actualidad y remitirá a otra pregunta que no se ha hecho o de la que no se es consciente en aquel momento, pero que concierne precisamente en ese exacto momento.

Método y realización de la tirada en cruz

Para realizar esta tirada instantánea, no es necesaria ninguna ceremonia ni un marco en particular. Tanto la puedes hacer sobre una mesa, como sentado en tu cama con las piernas cruzadas, en el coche si te encuentras en un atasco o incluso caminando por la calle. No resulta extravagante optar por esta última solución. En efecto, el ritmo de los pasos anima y libera el espíritu. Así pues, al estar preso de una preocupación acuciante, de una emoción intensa o una impulsión irreflexiva, es muy importante mantener el espíritu libre. Como ya se ha dicho, para consultar el tarot no hay que razonar, sino actuar.

Sigue leyendo >>>