El Cinco

tarotSi observamos la disposición, sobre todo, de las copas y los oros que figuran en los arcanos menores, tendremos una clara representación del Número 5, el cual simboliza al hombre de pie, con los brazos y las piernas separados.

Este Número hace alusión a un todo, a una globahdad, a un cumplimiento, a algo formado, realizado, dominado, pero también al círculo y, por analogía, al cuadrado -que, evidentemente, está en relación con el Número 4-, puesto que el 5 posee un punto central, por consiguiente, un centro.

En otras palabras, el 4 se nos aparece bajo la forma de un cuadrado, imagen geométrica de orden aparentemente perfecto, riguroso, coherente, pero que, en realidad, es parte integrante de un universo mucho más perfecto todavía, el del círculo que contiene y que, a su vez, le contiene hasta el infinito.

De manera que el Número 5 conlleva un estado constante de evolución, para conseguir una especie de perfección. Sin embargo, esta evolución implica esfuerzos también constantes para vencer los obstáculos, las dificultades y el desorden nacido de la confrontación, de la mezcla o, a veces, el enfrentamiento de deseos, codicias, aspiraciones, motivaciones de cada uno de nosotros en el juego de la vida social y de las relaciones humanas.

En efecto, se podría decir que, simbólicamente, el cuadrado en el círculo, y después el paso del cuadrado al círculo, es decir, del 4 al 5, es un estado estable, sin duda alguna, y por consiguiente tranquilizador, pero también supone un orden inmutable, que debe pasar por una fase caótica, para acceder a un nuevo estado mucho más vivo, mucho más abierto al mundo exterior, totalmente receptivo, el del círculo o el 5, consecuentemente, el del hombre.

El 5 es, pues, el Número del hombre que ha vencido el caos, el desorden que él mismo había provocado para evolucionar y salir de una situación sin salida. Así es como los Cincos de bastos, copas, oros, y espadas nos anuncian cambios, una evolución necesaria, la necesidad de asumir ciertas obligaciones y responsabilidades, de vencer las dificultades para ser un hombre o una mujer dignos de este nombre.

Volver a Tarot