El Carro y el Ermitaño

tarotLo que podemos decir de la unión de estos dos arcanos, incluso antes de consultar las palabras clave que les corresponden, es que juntos revelan un movimiento, una búsqueda. En efecto, el Carro simboliza un movimiento hacia delante, un desplazamiento, mientras que el Ermitaño, hace alusión a una búsqueda, un descubrimiento o una revelación.

Por eso, sin consultar las palabras clave deducimos, de entrada, que estos dos arcanos anuncian una noticia.
Si el Carro precede al Ermitaño, la noticia está en marcha, está llegando, yendo hacia ti y pronto la recibirás, incluso con bastante rapidez, ya que el Carro casi siempre implica que los acontecimientos se están realizando en aquel momento.

Si el Ermitaño precede al Carro, serás más bien tú quien transmita la noticia, a menos que estés esperando la noticia de la cual te informa el Carro seguido del Ermitaño, y entonces aciertas en ser paciente, puesto que llegará a su debido tiempo y a la hora prevista. Pero, por otro lado, algunas de las palabras clave del Carro y del Ermitaño son totalmente complementarias.

Así que la voluntad, el coraje, la determinación y la perseverancia (el Carro) concuerdan perfectamente con los estudios, investigaciones, descubrimientos, empresa a largo plazo y paciencia (el Ermitaño).

Combinando todas estas cualidades, llegarás a la conclusión de que se trata de una situación en que hay voluntad de saber, en que hay decisión de aprender y comprender, en que hay deseo de emprender algo a largo plazo. Y lo que es más, como constatarás inmediatamente, las palabras clave y las cualidades del Carro y del Ermitaño se complementan perfectamente: coraje y prudencia, voluntad y paciencia, perseverancia y clarividencia, fuerza y lucidez, etc.

Volver a Tarot