Arcanos menores: De los ases a los sietes

En una tirada de tarot los arcanos menores aportan informaciones complementarias, pero nada desdeñables, a las reveladas por los arcanos mayores.
Así como los 22 arcanos mayores presentan numerosas analogías con los signos y los decanatos del zodíaco y sus regentes, los 56 arcanos menores están en relación con los signos del zodíaco, distribuidos de tres en tres, al ritmo de las estaciones.
De este modo, las 14 cartas de bastos corresponden a los 3 signos de la primavera: Aries, Tauro y Géminis; especialmente a Tauro.
Las 14 cartas de copas se relacionan con los 3 signos de verano: Cáncer, Leo y Virgo; especialmente con el signo Leo.
Las 14 cartas de oros son afines a los 3 signos de otoño: Libra, Escorpio y Sagitario; especialmente Sagitario.
Para finalizar, las 14 cartas de espadas están en analogía con los 3 signos del invierno: Capricornio, Acuario y Piscis; especialmente con el signo de Acuario.
Además, igual que en astrología los signos del Zodíaco nos revelan informaciones pertenecientes al campo de la vida espiritual, mientras que las Casas nos dan indicaciones sobre la vida material, de esa misma forma decimos los 22 arcanos mayores nos informan siempre sobre el origen y las causas profundas de las circunstancias y los acontecimientos de nuestra vida, la mayoría de las veces inscritos en nosotros, mientras que los arcanos menores nos revelan situaciones y hechos actuales o futuros, presentes en nuestro vivir de cada día.
A partir de ahí, las informaciones indicadas por los arcanos menores en una tirada, son con certeza importantes y precisas; pero deben entenderse como informaciones complementarias a las indicaciones más profundas, más sutiles, reveladas por los arcanos mayores.
Los 12 primeros arcanos menores de bastos, copas, oros y espadas están relacionados con las 12 Casas del zodíaco, mientras que los últimos (la reina y el rey de bastos, copas, oros y espadas) están relacionados con la Luna y el Sol.

Volver a Tarot