Qué significa soñar con un caballo

El caballo es el símbolo de las energías de la mente, aun cuando hoy en día ya va siendo menos habitual soñar con este animal, pues ya no forma parte de la vida cotidiana como antaño.
Sin embargo, se trata de una figura arquetípica que va directamente unida al simbolismo de la muerte y a esa parte de la vida que no puedes domar, pues ha estado asociado desde la noche de los tiempos a la oscuridad, precisamente por encarnar la faceta de los instintos que, si no eres capaz de dominar, acabará pudiendo contra la voluntad.
Soñar con caballos en los que no seas el jinete suele ser, por lo tanto, augurio poco halagüeño.
Ver un caballo sin jinete presagia que habrá una reunión para celebrar un casorio o velar un cadáver.
Venderlo es presagio de pobreza y consiguiente abandono de los amigos. Azotar a un caballo es signo de que se verterán calumnias falsas contra ti.
Si ves que lo hierran, prepárate, pues es augurio de próximo viaje.
Si le das pienso, es presagio de que obtendrás beneficios. Conviene también que prestes atención al color del caballo.
El blanco presagia prosperidad; el negro pronostica dificultades o que aplicarás tus recursos para lograr un fin perverso, que lograrás.
El caballo bayo es augurio de que obtendrás reconocimiento; el alazán, obstáculos que superarás a base de ingenio.
Sueños relacionados: abrevadero, amo, animal, ataúd, cabalgar, caballero, camino, color, guadaña, muerte, yegua.

Volver al índice de Sueños