Qué significa soñar con un bebé

Soñar con que albergas a un bebé en los brazos presagia dicha en la familia, sobre todo si se trata de un neonato rollizo y lozano.

Si eres el que encarna al bebé y recibes las caricias y los cuidados de tu madre, o de alguien que la represente, se trata de la confirmación de que llevas una vida plácida en la que no te faltan los mimos de quien comparte la vida contigo.

El sueño en el que oigas el desgarrador llanto de una criatura es augurio de salud precaria y malestar que provocará conflictos en el ámbito familiar.

El bebé sano que ya se aventura a dar unos pasos él solo es pronóstico de que puedes permitirte emprender una vida independiente, dejando al margen a esa gente que te rodea con la excusa de apoyarte, aunque te ayudan a caer.

Si eres soñadora y das de mamar a un niño que te resulta desconocido, pues no eres madre ni estás encinta, es presagio de que la persona que más confianza despierta en ti te traicionará mediante un engaño.

El bebé que en sueños aparezca sudoroso y febril pronostica que te enfrentarás a quebraderos de cabeza.

Ver abandono, aborto, abrazo, alimentar, amor, bautismo, biberón, cuna, embarazo, hijo, madre, muerte, nacimiento, padre, parto.

 

Volver al índice de Sueños