Los planetas astrológicos

Cuando se habla de planetas astrológicos se intenta diferenciar entre lo que es representado por el dios o planeta mitológico, de la parte de la psique humana que depende de la situación relativa de dicho planeta.
El Sol es el más importante de todos los planetas astrológicos. Su presencia en un signo basta para decir que la persona en cuestión es un nativo de dicho signo. O lo que es lo mismo, no indica a qué horóscopo pertenece. El Sol representa al centro de la personalidad, es el ego y el amor por uno mismo. Las cualidades más importantes que aporta al individuo son: generosidad, serenidad, proteccionismo y creatividad. Es el regente de Leo e influye positivamente a Aries y de forma negativa a Acuario.
La Luna es el planeta del mundo interior. La vida psíquica, como nos percibimos a nosotros mismos y como nos manejamos a nivel emocional, queda reflejada por la posición de este planeta. Sus cualidades más destacadas son: la sensibilidad, la ternura, la receptividad y la disposición al cambio. Es el planeta regente de Cáncer y se encuentra bien en Piscis. Sus peores manifestaciones son las de Virgo y Capricornio.
Mercurio es el encargado de representar la vida mental del individuo. La comunicación, la rapidez mental y la capacidad de combinatoria quedan en parte determinados por este planeta. Es el regente de Géminis y de Virgo, se encontrará potenciado, pues, en estos domicilios, así como en Escorpio. La peor parte de este planeta se la llevará Tauro. Las cualidades favorables de Mercurio son: la elocuencia, adaptabilidad, inteligencia, deducción y asimilación.
Venus es el planeta del amor, de la belleza y de la vida sentimental. Todo lo afable, apacible y grato de la vida quedará englobado dentro de este planeta. Sus cualidades más destacadas son: el buen gusto por el arte, facilidad de relación sentimental, encanto personal y vida afortunada. Es el planeta regente de Tauro y Libra. Se encuentra a las mil maravillas en Piscis y Cáncer. Su peor parte se la lleva Aries.
Marte es el planeta de la acción, de la decisión y de la iniciativa. La energía viril, la capacidad de lucha y el deseo de conquista son sus más altas representaciones. Otras cualidades que otorga este planeta son: valor, audacia, capacidad emprendedora, actividad y franqueza. Es el planeta regente de Aries y también de Escorpio. Se encuentra de maravilla sobre Capricornio y Libra se lleva su peor parte.
Júpiter es el planeta del éxito personal, de la alegría de la vida, del optimismo y de la fortuna. También simboliza sabiduría, espíritu, moralidad, juicio y religiosidad. Es el planeta regente de Sagitario donde encuentra su más alta expresión. En Tauro está muy a gusto y en Escorpio encuentra su peor cara.
Saturno es el planeta del esfuerzo, del tesón, de la perseverancia y de todo lo que implique gran dedicación y espíritu de sacrificio. Se dice que es el planeta de la obstrucción y del sufrimiento, pero además cuenta con otras cualidades: prudencia, paciencia, economía, sobriedad y sentido del deber. Es el planeta de Capricornio y se encuentra muy bien en Libra. Los peores rasgos aparecerán en el signo de Aries.
Urano es el planeta del cambio, de la evolución personal, de la creación y de la invención. Otras facetas de este planeta son la sorpresa, el imprevisto, la originalidad, la libertad y la fraternidad. Es el planeta regente de Acuario, se encuentra de maravilla sobre el signo de Virgo y se lleva la peor parte en Piscis y Leo.
Neptuno es el gran genio de la Astrología. La inspiración, la elevación espiritual y el misticismo son sus más destacadas cualidades. Este planeta también es muy benéfico de cara a la imaginación y a la fantasía. Es el gran gobernador de los sueños que a menudo ayudan al ser humano a encontrar su camino. Piscis es el domicilio de este planeta, es pues su regente. Además por su gusto por el cambio y los grandes períodos de transición de la humanidad, se encuentra muy a gusto con la energía de Acuario. Su peor posición se da en Virgo.
Plutón es el último de los planetas. Descubierto a la par que la energía atómica, sus dominios son similares a ésta: el poder, la destrucción y la regeneración. La actitud viril siempre dispuesta a acabar con lo caduco para así permitir la renovación. También es el planeta representante de lo oculto, de lo misterioso, de las facultades psíquicas y de la aptitud para guiar en la vida. Su signo por excelencia es Escorpio, aunque en Géminis también se encuentra a gusto. La peor parte de este planeta lo determinará su posición en Tauro.
El Sol
La Luna
Mercurio
Venus
Marte
Júpiter
Saturno
Urano
Neptuno
Plutón
Los Nodos Lunares

 

Signos del Zodíaco

Artículos relacionados