Santa Bárbara

virgen santa bárbara

santa Bárbara

La que ayuda a las mujeres

• Muchas veces, las mujeres son abandonadas por sus maridos y les niegan el sustento para ellas o sus hijos. En estos casos, en los cuales los vicios o los abusos por parte de los hombres convierten a las mujeres en personas carenciadas y abusadas, que quedan sin resguardo ni dinero, deben acudir a quien puede ayudarlas: su protectora, Santa Bárbara.

• Su celebración es el 4 de diciembre y, en la religión Umbanda, se la venera como Iansá. Martirizada por su propio padre, un déspota pagano, es la Señora del Rayo, pues cuenta la tradición que cuando su padre regresaba del lugar del martirio fue fulminado por uno.

• Es protectora de las mujeres y rompe cualquier vicio, atadura o relación enferma. A la vez, hace que la mujer prospere y que tenga una vida colmada de los bienes que sólo la Divina Providencia puede ofrecerle.

• Santa Bárbara prometió auxiliar siempre a todo aquel que recordase su martirio; pero, muy especialmente, a las mujeres: sus elegidas.

• Para solicitarle favores, se enciende una vela blanca y roja, y se reza lo siguiente:

“Oh, señora de las tempestades, patrona del rayo,
espada de justicia, por tu martirio,
libérame de (decir el motivo del pedido de auxilio).
Socórreme, ¡santa poderosa, por Jesucristo Nuestro Señor, amén.”

Volver a Cómo pedirle a los Santos