Siempre podamos pagar las deudas

Si las deudas nos esclavizan y unas gotas heladas de sudor recorren nuestra espalda cuando el calendario anuncia la proximidad del vencimiento de una letra o el pago de un compromiso, pediremos el auxilio de Obá y le ofreceremos el ritual que seguidamente vamos a especificar.

INGREDIENTES
1 mantel amarillo liso o con motivos dorados que podemos pintar nosotros mismos.
1 copa de vino dulce.
9 monedas doradas.
1 piedra de amatista.
Manteca de cacao.
9 velas de color amarillo pálido.
Cerillas de madera.
Limaduras de oro y plata.
9 camelias, gardenias o claveles blancos.
Papel amarillo.
1 cinta dorada.

PREPARACIÓN
Encima de la superficie del mantel amarillo pondremos la copa de vino dulce y en su interior las nueve monedas doradas y la piedra de amatista.
A continuación, untaremos las nueve velas con la manteca de cacao y las rebozaremos una a una con las limaduras de oro y plata de manera que éstas queden adheridas a su superficie.
Haremos un círculo con las flores rodeando la cooay otro círculo con las velas envolviendo las flores y la copa. Encenderemos las velas con las cerillas de madera y pediremos a Obá abundancia, prudencia, responsabilidad y los ingresos de dinero suficientes para que siempre podamos asumir todos nuestros compromisos económicos.
Tan pronto las velas se hayan consumido, extraeremos de la copa de vino la amatista y las monedas, las dejaremos secar al sol junto con las flores y lo guardaremos todo envuelto en el papel amarillo y atadas con la cinta, cerrando el paquete con nueve nudos y guardándolo en un cajón de nuestro dormitorio.
Por lo que respecta al vino dulce contenido en la copa, deberemos regar con él la puerta de la calle de nuestra casa.
Para finalizar, los primeros nueve días de cada mes encenderemos una vela amarilla a Obá, renovando nuestra solicitud de ayuda y colaborando, como pago, a una obra humanitaria que ayude a los más humildes y necesitados.

Volver a Santería