Historia de Santa Rita

Su verdadero nombre era Margarita, como diminutivo se usó Rita, era italiana nacida en 1383, en el pueblo de Casia. A los 15 años quiso ser religiosa, pero sus padres no se lo permitieron y la casaron contra su voluntad con un joven violento con el cual tuvo dos hijos. Luego de 18 años de matrimonio, su marido muere asesinado y sus dos hijos deciden vengarlo. Rita pide a Dios que prefiere que Él se los lleve antes de verlos asesinos. Los jóvenes se enferman y mueren.
En 1413 entra en el convento de los Agustinos de Casia. Muere el 22 de mayo de 1457. Se dice de ella que es la Abogada de los casos imposibles, ya desde antes de nacer su vida hizo honor a tal título. Ella misma fue fruto de la oración de su madre, ya que, aunque era estéril, dio a luz a Rita. Para esta santa no hay imposibles, siempre que se trate de hacer el Bien y la Justicia, Santa Rita hará todo para concedernos su mediación divina.
Durante su tortuoso matrimonio, Rita decidió adoptar una actitud alegre y comprensiva que fue suavizando con el tiempo el mal genio de su esposo.
Cuando decide ingresar a la vida religiosa, es rechazada. Tres veces insiste y obtiene siempre la misma respuesta.
Una noche Rita escucha golpes en la puerta y una voz que le dice:
«Rita, mi muy amada, vete ya, que ha llegado tu hora».
Jubilosa, sale por la pradera y se encuentra en unos instantes en el coro cantando oraciones con las religiosas agustinas. La abadesa se disgusta al verla y llama a la portera para reprenderla:
«Es muy grave eso de dejar las puertas abiertas durante la noche; figúrese, hermana, que en vez de esa loca se nos mete una cuadrilla de malhechores».
La portera asegura haber dejado todo bien cerrado. Van hacia la tornera y luego a la sacristana y todas discuten acaloradamente. Rita pide hablar y explica lo sucedido. Ante este hecho místico la admiten como religiosa. Siendo ya religiosa, un día mientras rezaba frente a un crucifijo tiene una visión, sintió que de la imagen salía una luz que la inundó interiormente y, como resultado de esta visión, se le quedó grabada en la frente una herida. Esta herida le duró hasta su muerte.
En 1457, Rita enferma gravemente, pide le traigan una rosa pero es invierno y todo está cubierto de nieve, una mañana en su casa paterna florece una rosa en medio de la nieve. Cayó enferma. Y le pidió a una hermana que le llevase un ramo de rosas, aunque no era el tiempo. No obstante se encontró un rosal florido. Igual ocurrió con los higos que solicitó. Por esta razón la siguen llamando «Abogada de los imposibles». Muere el 22 de mayo de ese mismo año.

Volver a Santa Rita

Una idea sobre “Historia de Santa Rita

  1. Me ha parecido maravillosa la historia de su. Vida. Necesito un milagro para mi hijo ,se que lo realizarla y yo har’e lo imposible para visitarla y agradecerle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *