Runa Wyrd

runasEl nombre de esta vigésimo quinta y última runa significa destino. Se la llama runa blanca, puesto que no aparece ninguna figura en ella. Está en analogía con Odín -que se llama Oddin, Woten, Wodan, Wotan, según los pueblos-, que es el padre y el dios de los dioses de la mitología germano-escandinava, el equivalente de Zeus en la mitología griega. Corresponde a la w de nuestro alfabeto.

Su interpretación
Esta runa se interpreta más desde un punto de vista espiritual que material. Sin embargo, concretamente, subraya la necesidad de aceptar el propio destino, de abandonarse al mismo, también de creer en él, para poder ejercer su libre albedrío. Corresponde a lo que todos los grandes místicos de todas las religiones del mundo designan como «renuncia». Cuando aparece en una tirada, da el siguiente consejo: el de cesar de querer intervenir sistemáticamente en los acontecimientos y en las circunstancias de nuestra vida; en otras palabras, recomienda que esperemos el mejor momento antes de actuar y reaccionar oportunamente. Indaga también en las grandes preguntas que todos nos planteamos un día u otro: ¿quién soy?, ¿voy a triunfar o a fracasar?, ¿qué decisión debo tomar?, ¿qué debo elegir?… No responde a dichas preguntas, pero nos anima a reflexionar más serenamente, recordándonos que todas las respuestas están en nosotros.

Palabras clave
fe, confianza, abandono, renuncia.

Volver a Runas