Runa Beorc

runasEl nombre de esta decimoctava runa es el del abedul, el Árbol de Vida de las poblaciones siberianas, el árbol de la regeneración de los celtas. Se llama ber-kanan en germánico, lo que significa «rama de abedul», bercna en gótico, bjar-kan en antiguo noruego, breza en eslavo, bérzhas en lituano, etc. Esta runa corresponde a la letra b de nuestro alfabeto.

Su interpretación cuando está del derecho
Esta runa está en analogía con todo lo que puede nacer, crecer y aumentar. Tanto se puede tratar de un niño, como de una situación nueva que hemos creado y que necesita tiempo y atención para dar todo su potencial. Es una runa llena de promesas, pero cuando aparece en una tirada, apela a las cualidades de paciencia, como la precedente, pero también de atención y capacidad de adaptación. En efecto, recalca el lento desarrollo que solamente se puede producir si permanecemos muy atentos a todo lo que ocurre a nuestro alrededor y si lo favorecemos en todo momento, adaptándonos a las circunstancias, rehusando o abandonando lo que es debido, siguiendo, pues, etapas evolutivas. Así metafóricamente hace alusión al grano que, con el tiempo, se convierte en planta, luego en árbol, según un proceso lento y natural. Es, pues, la runa del crecimiento, del desarrollo, así como de la realización y la expansión. Por supuesto, está en analogía con algunas características astrológicas propias de Júpiter.

Su interpretación cuando esta del revés
E n tal posición esta runa alude a algo a lo que le cuesta nacer, salir a la luz y desarrollarse. Puede existir una decepción al respecto. O bien, la persona en cuestión no hace todo lo que debiera para que una situación o asunto se desarrolle como podría hacerlo. O también, puede tratarse de un miedo a crear o ir hasta el final de lo que hemos emprendido, por temor al fracaso.

Palabras clave
crecimiento, desarrollo, evolución, progreso, expansión. Obstáculos a la evolución, miedo a crear, temor al fracaso.

Volver a Runas