Hechizo de protección con runas

Las runas, objetos tallados en piedra o madera de origen vikingo, son un alfabeto, un método de adivinación y, también, amuletos de protección. Para asegurar la propia o la de sus seres queridos, comience por tallar estas runas en madera o cerámica, o bien, dibujarlas, pintarlas.
Ur: Contra maleficios que debilitan a la persona.
Cen: Contra daños de amor y pareja.
Wyrd: Contra energías que buscan separar o desunir familias.
Ger: Contra maleficios que buscan su ruina.
Sigel: Para obtener protección total.
¿Qué hacer?
Una vez realizadas las runas, consiga una caja de madera dura y guárdelas. Grabe a fuego sobre la tapa de la caja la palabra EXCALIBUR.
Cuando sienta que existe una amenaza de daño o mala influencia respecto a alguna de las áreas de protección nombradas, tome la piedra correspondiente, colóquesela encima del pecho y diga:

Oh runa (nombrarla), yo conjuro a través de ti a los poderes del Gran Odín ya la magia inmutable de las runas vikingas. Para que acudan en mi ayuda. Para deshacer cualquier tipo de magia
negra contra mí o mis seres queridos. Para invocara la buena fortuna. Para gozar del favor de los seres celestiales

Cuando note que el peligro pasó y los peligros o maleficios fueron revertidos, agradezca y guarde las runas. Nadie más que usted debe tocar estos objetos mágicos.

Volver a Runas

Artículos relacionados