Rituales con campanas para alejar la negatividad

Rituales con campanas
Ganar en la lotería, conseguir un empleo o mantener su hogar son hechos que pueden verse incrementados mediante el sonido emitido por una campana. Estos mágicos objetos son muy útiles para atraer las buenas vibraciones y lo positivo. Con sus vibraciones la energía hostil pierde efectividad y la atmósfera se despeja de barreras negativas. Como velas e inciensos, intervienen en rituales porque purifican el ambiente y propician el buen desenlace de los acontecimientos.

¿POR QUE USARLAS?

La primera en usar campanas como parte de sus ritos sagrados fue la Magia Ceremonial, una vertiente nacida en plena Edad Media. Eran rituales secretos, realizados por quienes se consideraban protectores del saber sagrado.
En la actualidad resultan extraños, porque requieren movimientos y actos diferentes a los cotidianos. No obstante, no por eso resultan menos efectivos que otros recursos más modernos.

LA CAMPANA DORADA

¿Qué importancia tiene el dorado? El color de esta campana remite a símbolos fundamentales de la tradición esotérica. En principio, el Sol, que es la representación de la excelencia, de todo nacimiento, de la energía que todo lo baña y se renueva día a día.
En segundo término, el oro, que es el metal incorruptible de los alquimistas, símbolo de la riqueza y la virilidad. Lo invitamos a adquirir una de dolor dorado o de oro, para que pueda usarla como protección, para que no le falte el dinero y alimente a todas las personas que vivan con usted.

Aquí algunos consejos a la hora de usar la campana:

• Ubique la campana en el sector de su casa más identificado con la comida; el más obvio es la cocina, pero también puede ser el comedor.
• Deberá colocarla sobre un triángulo de paño rojo que supere apenas el tamaño de la boca de la campana. Un extremo del triángulo apuntará en dirección a la puerta de entrada de la casa (aunque se encuentre lejos de la campana).
• Antes de cada comida o cena, adorne la mesa con un ramillete de nueve uvas. Después haga sonar la campana nueve veces, divididas en grupos de tres con un pequeño intervalo en el medio. Entre trío y trío de campanadas, diga para sí: “Nueve uvas siempre habrá en mi mesa y abundancia me darán”.
• Terminada la comida, antes de levantar la mesa, haga sonar la campana un total de doce veces, también divididas en grupos de tres campanadas. Se toca un grupo adicional de tres antes de comer, para simbolizar que aunque hayan terminado, siempre habrá más.
El resto del tiempo, la campana dorada debe estar colocada sobre su base de paño rojo, procurando que nadie la mueva de su lugar, de manera que el triángulo sobre el que se apoya siempre apunten la entrada del hogar, lo que indica que por esa puerta el dinero siempre circulará.

LA CAMPANA DE LA FORTUNA

La suerte puede acompañarlo o no, pero mediante la utilización de este símbolo las energías que atraerá hacia sí le garantizarán una dosis de suerte mucho mayor que la media habitual en todo lo relacionado con la posibilidad de obtener dinero extra (juegos de azar, herencias, premios, etc.) La campana colgante es un símbolo de seguridad del metal que puede fluir en el viento. El significado es que teniendo una base firme y sólida es posible someterse al ir y venir de los acontecimientos, porque estos se resolverán siempre a su favor.

VIERNES DE ABUNDANCIA

Procúrese una campana colgante de cualquier clase y repita estos pasos:
• Establezca el lugar de la casa que usted considere que más lo refleja. Puede ser su dormitorio, un rincón del salón no importa cuál; sólo usted sabrá cuál es el sitio apropiado. Cuelgue allí su campana.
• Debajo de ella tiene que haber un lugar apropiado para colocar algunos elementos cuando sea necesario. Cada viernes por la noche, justo cinco minutos antes de la medianoche, coloque debajo de la campana un cenicero, dentro del cual habrá un puñado de incienso.
• Encienda una madera o rama cualquiera y con ella queme el incienso, mientras hace sonar la campana repitiendo:

La suerte pasa por cada puerta y se detiene en la mía. La suerte trae riqueza y la deposita aquí.

En total, deberá tocar la campana diez veces. Continúe quemando el incienso hasta que den las doce de la noche. En ese momento, haga sonar la campana una sola vez más. Cada mañana, antes de comenzar cualquier tarea diaria -incluso antes de lavarse los dientes- haga sonar tres veces la campana colgante. Cada cuatro viernes a partir del primero, repita el ritual ya descrito.

LA CAMPANA, LA VOZ DE DIOS

¿Le ha pasado que va caminando por la calle y de pronto suenan las campanas?
Según la tradición popular, escuchar el tañido de una campaña cuando no se espera puede ser un aviso del más allá.
Si oye el sonido de una campana y justo estaba pensando en una determinada persona o qué hacer frente a un problema, esta señal manifiesta que pronto sabrá de ella o que encontrará la respuesta a su problema. Las campanas nos hablan también de amor: vaticinan fracasos sentimentales si se nos rompe una en nuestra casa. La buena noticia es que, con la entrada en nuestro hogar de otra campana, llamaremos a un nuevo amor a nuestras vidas.

Si ya está decidido a comprar una campana, pruebe primero cómo suena, porque las hay que tienen una hermosa vibración mágica y otras que, por el contrario, más bien parecen simples cencerros. Estas últimas, desde luego, no nos servirán para los rituales de magia blanca, ni para la autocuración. Una buena campana tibetana es lo ideal. La Campana Tibetana es una herramienta usada desde hace miles de años por los monjes tibetanos y compuesta por la aleación de siete metales que se relacionan con siete planetas de la Astrología tibetana. Se utiliza para la oración y para atraer las energías positivas durante su meditación. También es útil en prácticas de concentración.

A la campana tibetana se la puede hacer cantar como a los cuencos tibetanos con el mazo de madera emitiendo tonalidades energéticas que llenan la estancia donde se encuentra. Este instrumento sagrado tiene una característica y es que siempre va acompañado por su pareja, el Dorje. Mientras que la campana representa el elemento femenino o sabiduría, el Dorje representa el masculino o compasión. Combinando ambos elementos, femenino y masculino (sabiduría y compasión) se puede alcanzar la iluminación.