Rituales para el trabajo

hechizos para encontrar trabajo

Las posibilidades de conseguir un trabajo agradable que no sólo permita sobrevivir sino también sentirse realizado, en gran medida depende de la capacidad que tenga una persona de explotar sus talentos, de las habilidades sociales que haya desarrollado y de lo afinada que tenga su percepción a la hora de detectar las oportunidades.

Aunque muchos crean que el factor suerte es el que desencadena el éxito laboral, no es así; hay personas que dedican parte de su vida a una actividad profesional con éxito hasta que un día se cansan de ella y empiezan otra. Lejos de irles mal, vuelven a destacar en el nuevo medio logrando conseguir posiciones más importantes que otros que han pasado en él la mitad de su vida. La razón es que su éxito se basa en su forma de ser y de ver el mundo, de relacionarse con los demás.

Los trabajos de magia no determinan que cambie el entorno pero sí que haya una transformación en el interior del oficiante de modo que pueda cumplir sus deseos utilizando sus propias habilidades.

El entorno laboral

Ritual de velas para conseguir trabajo

Ritual del laurel para conseguir trabajo

Ritual de los garbanzos para cambiar de trabajo

Ritual para evitar las envidias en el trabajo

Ritual del Arcángel Rafael contra las falsedades y calumnias

Ritual para aumentar la productividad física

Ritual para mejorar el rendimiento intelectual

Ritual para mejorar las relaciones con un superior

Ritual para aumentar el trabajo en tiempo de crisis

Ritual para conseguir más clientes

Ritual para mejorar el rendimiento de un comercio

Ritual del pan y el carbón para comenzar un negocio

Ritual de san Cayetano para iniciar con suerte un negocio

Ritual para lograr la renovación de un contrato

Ritual para una entrevista de trabajo

Ritual para ganar un juicio laboral

Ritual para que una persona holgazana se ponga a trabajar

Ritual de san Martín de Porres

Ritual de agua de rosas para hacer prosperar un negocio

Ritual para salir airoso de una entrevista difícil

Tres Rituales para encontrar trabajo