Ritual para conseguir un préstamo

Para comprar una casa o iniciar un negocio, por ejemplo, se necesitan grandes sumas de dinero que, por lo general, no se tienen.
En estos casos lo habitual es pedir un préstamo a un banco y comprometerse a ir saldando la deuda mes a mes. Para la mayoría, ésta es la única manera de tener su propia casa.
Sin embargo, los bancos no siempre conceden créditos a todo el que lo pide o, en ocasiones, si lo hacen es bajo unos intereses tan grandes que el valor de la compra se dispara y ya no resulta ventajosa.
La finalidad de este ritual es conseguir un crédito bancario con las mejores condiciones posibles. Es necesario hacerlo en jueves.

OBJETOS NECESARIOS
Un objeto que simbolice al banco – Un tarro de miel – Cinco monedas de curso – legal – Una rama de canela – Una vela amarilla – Un incienso de pino – Un cuenco o recipiente vacío, de cristal o barro – Un trozo de tela amarilla, que sea unos 2 cm más grande que la boca del frasco – Una cinta o cordón amarillo

El objeto que represente al banco puede ser una tarjeta de visita de su director, o, mejor aún, el papel que se debe rellenar para retirar dinero. En este caso es conveniente rellenarlo con la cifra que se ha de pedir.

Ritual

• Encender la vela amarilla y el incienso de pino.
• Pasar el objeto que represente al banco por el humo del incienso, visualizando que el crédito se concede.
• Echarlo en el frasco.
• Agregarle las cinco monedas, pasándolas previamente por el humo del incienso.
• Echar sobre estos objetos la miel y enterrar en ella el trozo de canela.
• Tapar el frasco con la tela amarilla y sujetarla con la cinta o cordón amarillo. Atarla con siete nudos.

El frasco se deberá guardar en un lugar oscuro en el que nadie lo toque. Se podrá hacer hasta tres veces en un año, utilizando objetos de diferentes bancos. Momentos antes de la entrevista con la persona encargada de tramitar el crédito, visualizar que lo conceden.

Volver a Rituales para el dinero

Artículos relacionados