Ritual de san Alejo para superar los obstáculos a una boda

Esta ceremonia deberá ser realizada si los dos miembros de la pareja están dis­puestos a casarse. Mejor si tienen ya fijada la fecha para la boda.
Es especialmente útil para aquellos casos en que la familia se opone, cuando no es posible casarse por falta de trabajo o cuando cualquier problema se interponga al casamiento.

objetos necesarios
Cinco granos de avena – Un trozo de tul azul – Una cinta rosa – Una imagen de san Alejo – Cinco nueces – Cinco almendras – Cinco avellanas – Un cuenco

Ritual
• Poner los cinco trozos de avena en el tul y hacer con ello un paquete.
• Atar el paquete con la cinta rosa.
• Poner el envoltorio junto a una imagen o estampa de san Alejo.
• Colocar junto a la imagen o estampa del santo, el cuenco con las avellanas, las nueces y las almendras.
• Recitar el conjuro.

Oración

Por los cinco años de martirio
cinco años de reparación.
San Alejo, que el día que hemos elegido
para casarnos no se vea obstaculizado
por nada ni por nadie.
Que (nombre de la pareja) y yo
quedemos unidos el (mencionar día de la boda)
en santo matrimonio.
Amén.

Hasta que llegue el momento de la boda, los días 17 de cada mes encender una vela junto a la estampa del santo y recitar la oración. Dejar allí el cuenco con los fru­tos secos.
San Alejo era hijo de un senador romano. Su padre decidió que él debía casarse con una muchacha a la cual no quería, pero el joven se escapó de su casa y dedicó su vida a dios.

Volver a Rituales para bodas