Piscis como compañero y colaborador

signo piscis

Gabriel García Márquez , nativo de Piscis

Por lo general, el nativo de Piscis a la hora de trabajar con otra persona opta por asumir un papel secundario, de manera que sea la otra parte la que se encargue de mostrar una actitud más demostrativa y afianzada. La gran sensibilidad propia del signo no cesa de guiar a Piscis de forma intuitiva pero muy certera. La persona que conozca bien lo que es compartir una actividad con este nativo, podrá reconocer la sutil compenetración con que Piscis no cesa de sorprender a sus colaboradores. Es más, en alguna que otra ocasión se llegará a pensar si este nativo posee dotes telepáticas o paranormales.

El compromiso es muy importante para Piscis. Si por su propia voluntad fuera, no dudaría en anteponer los intereses de grupo a los personales, pero muchas veces el instinto se entromete en su vida y le impide mostrarse tal y como gustaría realmente ser a este nativo. Los horarios y los plazos son la gran espina que Piscis no cesará de padecer a lo largo de su vida. Poder concretar es sumamente difícil para él. Es más, su voluntad es siempre buena pero su intencionalidad vaga perdida por el mundo y tiende a dispersarse en exceso.

Cuando Piscis hace algo normalmente pone toda la carne en el asador. Su actitud inspira acertadamente a las personas que le rodean. Además este nativo sabe cómo satisfacer las necesidades de los demás. Rara vez se le pasa u olvida tener un detalle con las personas que tiene a su lado. Pero es importante que Piscis aprenda a mantener su individualidad. No basta con que aporte su ayuda a otros. Lo mejor que puede hacer es definir unos límites personales dentro de los cuales concentre todo su hacer. Esta será, sin lugar a dudas, la mejor manera de poder ofrecer una ayuda concreta y con el suficiente peso como para resultar práctica y válida para todos.

Volver a Piscis
Volver a Signos de Zodíaco