Lo que seduce al nativo de Piscis

piscis

James Taylor, nativo de Piscis

Empezando siempre por crear un ambiente de empatia y distensión, es bastante probable que se consiga pescar a este singular nativo, si se tiene en cuenta que el sentimentalismo es el mundo predilecto y más indicado para seducirlo. El deseo tendrá que esperar sin mostrar el menor interés por entrar en escena. Al igual que el caracol se recoge en su caparazón, el nativo de Piscis rehuirá ante la más mínima intención que no vaya acompañada y revestida de afecto y cariño.

Los Piscis tienen fama de conectar rápidamente con el ambiente. Unas velas, un buen champán y una música adecuada, ayudarán a crear la atmósfera propicia. Todos los detalles serán pocos, las flores y los dulces también ayudarán a que Piscis caiga en manos del estado de embriaguez sentimental que tanto le hace disfrutar. Para este nativo la sensibilidad es primordial.

Cuando todos los detalles armonizan con la propia persona que tiene ante sí, comprenderá de inmediato que no habrá de qué asustarse y que la rudeza que tanto teme no hará acto de presencia en ningún momento. Entonces es posible que se encienda la luz verde que indique que el camino está libre de todo obstáculo.

Para llegar al corazón de Piscis hay que amar lo misterioso, creer en el poder de la magia y el destino, e incluso hacerle ver que la relación es fruto de una mano invisible y poderosa. También hay que compartir sus sueños e ilusiones. Y cualquier detalle que manifieste el afecto que se le profesa -una carta de amor, un regalo, una sorpresa- acabarán por derretir al más duro de los corazones.

Volver a Piscis
Volver a Signos de Zodíaco