Las principales deficiencias que afectan al signo Piscis

piscis

Billy Crystal, nativo de Piscis

Cuando se consultan los viejos tratados de Astrología, se suele encontrar en el apartado que hace mención a la salud de Piscis, que la enfermedad mental es la principal amenaza que planea sobre este nativo. Hay una importante relación entre la energía anímica y emocional con los diferentes estados mentales, de ahí parte la relación entre el signo y la enfermedad mental. El mayor peligro que podría acarrear el nativo de Piscis surge en el momento en el que pierde la referencia sobre las propias emociones y centra toda su atención en las distorsionadas manifestaciones que pueden aflorar a nivel mental. El sonambulismo, la epilepsia, la depresión, la pérdida de identidad, etc., son males que, en mayor o menor medida, pueden afectar al signo Piscis.

La hipersensibilidad propia de Piscis suele generar grandes problemas a sus nativos. De encontrar el origen emocional del desarreglo que lo genera, se corre el riesgo de caer en una profunda maraña de confusión que acabará por ser zanjada por medio de fármacos psicoactivos, que dañarán aún más la fina naturaleza de esté sensible nativo.

Hay además en Piscis una grave tendencia que lo conduce irremediablemente hacia el tóxico. Mantenerse puro y al margen de posibles contaminaciones resulta, además de favorable para este nativo, incluso bastante fácil. Pero en el momento en el que éste entre en la rueda de la intoxicación, la adaptación y la dependencia al tóxico -alcohol, drogas, medicamentos, etc.-, ésta se implantará en su vida casi sin percatarse de ello.
Los pies de estos nativos, una de las partes delicadas del cuerpo de Piscis, pueden presentar callosidades, juanetes, deformaciones de la curvatura del arco podal, etc.

Volver a Piscis
Volver a Signos de Zodíaco