¿Recibes protección del Más Allá?

Sueños, pálpitos, visiones o ciertas percepciones permiten asegurar que algunas personas reciben ayuda proveniente de un plano superior. ¿Eres uno de esos elegidos?
Mucha gente afirma estar conectada con seres espirituales o fuerzas de la naturaleza que la protegen de las calamidades del mundo. Otros dudan de esta afirmación, porque se sienten abandonados a su suerte y confían solamente en su propia fuerza interior para salir adelante. Pero, se crea o no en ello, los seres más elevados tienen la misión de protegernos. Depende de nosotros aceptar o no su ayuda. Y para saber qué tan dispuesto está usted a recibirla, te proponemos a estas preguntas.
1 ¿Percibe, a menudo, la presencia de un ser invisible a su lado?
a) No, nunca.
b) En momentos de malestar físico, o de depresión sintió repentinamente una compañía que no podría describir.
c) Recuerda que cuando era pequeño tenía un amigo invisible con el que jugaba y esa sensación no lo abandonó en ningún momento.
2 En los momentos de gran angustia de su vida…
a) … sintió una especie de inspiración que lo ayudó a salir adelante.
b)… reza para que los ángeles -o como usted los llame- acudan en su ayuda.
c) … considera que puede arreglárselas solo.
3 Cuando tiene un problema que no sabe cómo resolver, podría afirmar que:
a) En sus sueños suelen aparecer seres que le traen respuestas.
b) Se encuentra con personas que le aportan ideas o soluciones posibles.
c) Si no le queda otra opción, consulta al Tarot o algún otro medio mágico y aparece alguna solución.
4 ¿Le ha ocurrido en tiempos difíciles encontrar algún objeto en su casa que apareció “como por arte de magia”?
a) Sí, pero como es desordenado, no podría jurar que antes no estaba.
b) Nunca le pasó.
c) Todo el tiempo le pasan ese tipo de cosas.
5 ¿Existen muchas casualidades en su vida?
a) Siempre se encuentra con personas en las que piensa, o recibe llamados de personas a las que justo iba a telefonear.
b) En los casos en que necesita urgentemente conectarse con una persona, apareció por casualidad.
c) Sí, hay casualidades en su vida, pero no las atribuye a nada en especial.
6 ¿Puede darse cuenta a tiempo si una persona con la que trata tiene malas intenciones hacia usted?
a) No siempre.
b) Nunca. Por lo general, permite que las cosas lleguen demasiado lejos por no tomar conciencia de las verdaderas intenciones de alguna gente.
c) Cuando conoce un ser oscuro tiene un malestar físico, una especie de escalofrío o nudo en el estómago que lo previenen de no dar demasiada confianza.
7 ¿Ha sufrido accidentes graves?
a) Por suerte no. Podría decir que de algunas situaciones se salvó de milagro.
b) Sí, no solamente usted, sino sus seres queridos.
c) Nunca le pasó algo grave, sólo pequeños accidentes domésticos.
8 Alguna vez usted tenía una oportunidad importante, como conseguir un buen trabajo o conquistar a quien pensaba era la persona de su vida. Esa oportunidad se desvaneció repentinamente. ¿Qué piensa que ocurrió?
a) La mala suerte que tantas veces influyó en su destino, ¿qué otra cosa podría ser?
b) Todavía se pregunta cuáles fueron las causas y no encuentra respuesta.
c) Cada vez que algo se cortó, apareció más tarde otra cosa mejor, de manera que acepta las dificultades con cierta resignación.
9 La gente diría de usted que es…
a) … alguien común y corriente, más bien gris y un poco pesimista,
b)… una persona como todas, con sus problemas y sus alegrías, que intenta ver el lado positivo de la vida,
c) … una persona que irradia buenas energías, y siempre trata de dar una mano a quien lo necesita.
10 La relación con su salud es:
a) Armoniosa, difícilmente se enferme y, si le ocurre, suele curarse con reposo y sin necesidad de medicamentos.
b) Sabe que sus problemas de salud aparecen cuando se encuentra mal anímicamente o tan extenuado que su cuerpo le pide un descanso de esa manera.
c) Se enferma con frecuencia y toma medicamentos para aliviarse rápidamente. No tiene en cuenta los problemas secundarios que le suelen ocasionar.
11 ¿Murió alguien muy cercano a usted afectivamente?
a.- Sí.
b.- No.
c.- Sí, pero lamenta que en el momento de morir estuvieran distanciados o peleados.

Ver resultados