La piromancia o la adivinación a través del fuego 1

Las mancias del fuego

Pues bien, nuestros antepasados vieron en el fuego un elemento sobrenatural, tal vez la emanación o el atributo de un dios, de una divinidad de la naturaleza. Por eso, rápidamente y de forma natural se les ocurrió consultarlo y leer presagios en él. Aquí ofrecemos algunos de los más célebres métodos de interpretación del fuego, aunque existan muchos más:
La calcino mancia es una adivinación basada en el principio de las formas que adoptan algunos objetos lanzados al fuego y que se consumen lentamente.
La capno mancia es un arte adivinatoria basada en los humos que desprende un fuego.
La ceraunioscopia es un arte adivinatoria más dirigida hacia las formas y los aspectos de los relámpagos cruzando un cielo de tormenta y sobre los lugares donde cae el rayo, que al fuego mismo. No obstante, esta ciencia está igualmente relacionada con él.
La cero mancia tiene también una relación indirecta con el fuego, puesto que esta arte adivinatoria resulta de la observación de las formas, siempre cambiantes, que adopta la cera fundida de una vela o un cirio.
La molibdo mancia tiene también algo que ver con el fuego, ya que se sustenta en la observación del plomo fundido, sea en una forja, sea en agua hirviente.
La piromancia es, evidentemente, la adivinación a través del fuego. Pero agrupa la capnomancia y la piroscopia, es decir, el estudio de las llamas del fuego. Sin embargo, la piroscopia también era un arte adivinatoria al cien por cien, especialmente en Egipto, donde dicha disciplina consistía en observar una hoja de papiro consumiéndose lentamente.
La sidero mancia está igualmente relacionada con el fuego, ya que se trata de una lectura adivinatoria a partir del hierro candente.
La tefra mancia se basa en la observación de las cenizas de un fuego previamente utilizado para hacer un sacrificio.

Algunas interpretaciones pirománticas

Si tienes la oportunidad de sentarte ante el fuego de una chimenea o alrededor de una hoguera, observa atentamente las llamas. Tal vez veas algunas de estas formas, todas con carácter adivinatorio y que pueden interpretarse como presagios.
Animal: cada animal tiene un significado simbólico particular; sea cual sea la figura que hayas identificado entre las llamas, ten siempre presente que para nuestros ancestros un espíritu humano podía habitar el cuerpo de un animal.
Espada: conflicto, lucha, ruptura, problema de salud.
Mano; ayuda, amor, unión, acuerdo.
Pájaro: noticia, mensaje, encuentro, viaje.
Rostro: protección providencial, suerte, auxilio, favor.

Artículos relacionados