La cleromancia 1

La adivinación a través del cristal

¿Por qué el hombre talló el cristal en forma de esfera? Simplemente porque la esfera o bola, simbólicamente en analogía con el círculo, representa la perfección absoluta, el mundo en su totalidad. En cuanto al cristal, se trata del instrumento natural que los dioses han puesto a disposición de los hombres para que puedan entrar en contacto con ellos, una especie de instrumento de comunicación entre lo visible e invisible. Así, en un principio, estos dos símbolos juntos tenían un carácter mágico y sagrado. De modo que se organizó un verdadero ritual alrededor de la utilización de la esfera de cristal. Pero sólo se consultaba en contadas ocasiones, en circunstancias excepcionales, cuyos grandes principios eran los siguientes:
• la esfera que se utilizaba tenía que ser de cristal de roca o de berilo, de una pureza absoluta, sin ninguna burbuja u ornamentos;
• cuando no se utilizaba, la esfera tenía que protegerse de la luz del sol, que podía destruir sus virtudes y manchar la pureza del cristal. En cambio, se aconsejaba dejar que la luz de la luna la acariciase;
• la esfera de cristal tenía que guardarse en un lugar secreto, únicamente conocido por su poseedor, en el norte y a temperatura constante y moderada;
• el cristalomante consultaba la esfera exclusivamente de noche, en período de luna creciente o luna llena, en presencia de un solo consultante, en medio de un silencio absoluto, sin tocar jamás el cristal.
Veía en él nubes de formas distintas, símbolos que interpretaba según un código particular, y a veces veía acontecimientos que tenían uno u otro significado, según aparecían delante, detrás, a la derecha o a la izquierda de la esfera.

Código de interpretación de la adivinación por el cristal

LAS NUBES
Nubes oscuras: dificultades, preocupaciones, confusión, infortunios.
Nubes claras: dificultades a punto de desaparecer, problemas resueltos o posibilidad de resolverlos próximamente por parte del consultante.
Nubes azules: felicidad, bienestar, alegría, período favorable.
Nubes verdes: prosperidad, suerte, ganancias.
Nubes violetas: vida armoniosa y tranquila.
Nubes rojas: pasión, lucha, conflicto, mucha actividad.
Nubes amarillas: aclaración necesaria, verdad que aparece con toda claridad.
Nubes anaranjadas: duda, indecisión, falta de firmeza con los problemas y dificultades.
Nubes que se desplazan de derecha a izquierda: la intensidad de los elementos revelados por los colores de las nubes va disminuyendo.
Nubes que se desplazan de izquierda a derecha: la intensidad de los elementos revelados por los colores de las nubes va en aumento.
LOS SÍMBOLOS
Ancla: situación estable, equilibrada.
Balanza: intervención de ¡ajusticia, decisión de justicia, juicio impardal o arbitrario, según el caso. Copa: unión, asociación, contrato, propuesta.
Corazón: vida amorosa intensa, gran amor.
Corona: éxito, prestigio, responsabilidad que asumir.
Espada: lucha, conflicto, combate, desacuerdo, hostilidad.
Estrella: suerte puntual o pasajera, acontecimiento providencial.
Fruto: nacimiento, creación, cosecha. Máscara: traición.
Ojo: toma de conciencia, clarividencia, previsión, lucidez, revelación.
Pájaro: noticia, viaje.
Serpiente: vida disoluta, exceso, problemas de salud.
ACONTECIMIENTOS O ROSTROS QUE APARECEN EN EL CRISTAL
En la parte anterior de la esfera: acontecimientos o personas que intervienen en la vida del consultante en el presente o que se manifestarán en un futuro inmediato.
En la parte posterior de la esfera: acontecimientos o personas presentes desde hace mucho tiempo en la vida del consultante o que han jugado un papel importante en el pasado.
A la izquierda de la esfera: acontecimientos o personas de las que el consultante no debe fiarse.
A la derecha de la esfera: acontecimientos beneficiosos o personas susceptibles de ayudar o apoyar al consultante.

Artículos relacionados