Ritual del aceite y el agua para detectar el Mal de Ojo

Esta fórmula mágica es antigua y eficaz.
En una habitación, con las ventanas y puertas cerradas, y a la luz de una vela blanca encendida a la que habrás marcado con tres cruces en forma de aspa (X), llenarás un plato de agua (si es bendita mucho mejor).

Después la persona mojará el dedo índice de la mano izquierda en aceite de oliva, dejando caer tres gotas en el plato.
Acto seguido, y haciendo un círculo, pasarás tres veces el plato por encima de la cabeza de la persona a la que le estamos realizando la prueba, diciendo la oración siguiente:

«Si estás aojado/a de la mañana,
Dios te cure y San Martín.
Si estás aojado/a del mediodía,
Dios te cure y la Virgen María.
Si estás aojado/a del anochecer,
Dios te cure y San Silvestre».

Si después de decir la oración, las gotas se mantienen enteras sin deshacerse, la persona no tiene mal de ojo.
Pero si por el contrario las gotas se extienden formando más círculos, entonces la persona sí tiene mal de ojo, y cuantos más círculos se formen, mayor es el poder del mal de ojo.

Volver a Cómo curar el Mal de Ojo

Volver a Mal de ojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *