Protégete de la envidia

Los primeros sábados de cada mes espolvorea un poco de canela por tu cuerpo a la hora del baño o ducha mientras dices:

Los ojos que mal me miran, se apagarán pronto».

Repite este mantra todas las veces que necesites hasta que te quedes bien a gusto.

Volver a Cómo curar el Mal de Ojo
Volver a Mal de ojo

Artículos relacionados