La escoba protectora del hogar

Nos hallamos ante un poderoso sistema de protección. De entrada cualquier tipo de escoba, preferentemente las de caña de madera y cepillo de paja o elementos naturales, son las que tienen más poder, pero podemos usar también las clásicas escobas sintéticas de mango de aluminio o plástico y cepillo químico.
En cualquiera de los casos la escoba servirá para proteger el hogar de la presencia de personas «non gratas» y de todo tipo de negatividad.
Eso sí, siempre y cuando la escoba esté correctamente preparada en un acto mágico. No olvidemos que será esta misma escoba la que usaremos para efectuar el barrido mágico de la casa.
Como es lógico, la escoba mágica puede ser construida por el operador, pero supongamos que desea recurrir a lo que ya tiene en el hogar, para ello lo primero que deberá hacer es consagrar su escoba tradicional, no olvidemos que el lugar final de protección de la escoba será detrás de la puerta de la casa o colgada cerca de ella, con lo que será muy recomendable prestar atención a la estética puesto que es más fácil justificar a los extraños la presencia de una escoba estética, colgada en una pared como objeto decorativo, que la presencia de una escoba normal.
Para la consagración de la escoba como elemento mágico el operador precisará de los siguientes utensilios:
* 1 Limón.
* 1/2 kilo de Sal marina.
* Un puñado de pimienta.
* Un huevo crudo.
* Un bol o recipiente.
* Dos velas doradas.

Continúa >>>