Como se consagra un amuleto contra el mal de ojo

Tanto si es un amuleto o un talismán precisan una consagración.
Si se trata de un amuleto antiguo es posible que ya esté consagrado, pero puede realizarse una nueva consagración para adaptarlos al magnetismo del nuevo propietario.
Generalmente se consagran suspendidos en el humo desprendido por una varilla de Incienso Natural, Mirra o Patchuly, o bien perfumecon estos aromas en una lamparilla difusora de perfumes.

Volver a Amuletos y talismanes contra el mal de ojo
Volver a Mal de ojo