Salimar: evita el sudor nocturno

Unción
USO
El salimar, al margen de su buen aroma, tiene excelentes virtudes curativas, es tónico y estimulante, y se ha usado durante largos años para cicatrizar heridas. En épocas calurosas se recomienda utilizar este perfume para luchar contra el sudor nocturno, impregnando nuestro cuerpo con una friega evitaremos la sudoración.

APLICACIÓN
Nada tan fácil como el uso de este perfume, que deberá aplicarse siempre por la noche antes de acostarse tomando una ó dos gotas por cada una de las partes en que se deba uncir. El operador deberá ser quien escoja las zonas a uncir y aunque habitualmente, estas zonas suelen ser : cuello, frente, axilas. Cada persona es un mundo y sabe en qué zonas acusa más el sudor.

Por tanto depositará una o dos gotas en cada una de esas zonas, que uncirá esparciendo suavemente el perfume en círculos, en sentido de las agujas del reloj, por un espacio no inferior a unos treinta segundos por cada una de las zonas. Recomendamos al lector que al día siguiente, tras despertar, tome una buena ducha que regenere y limpie la piel que ha sido uncida por la noche.

Este perfume no es un desodorante, calma los sudores y alivia el organismo, relajando las glándulas sudoríficas, dispersando la energía que se congrega en ellas, pero no es recomendable usarlo más de tres días por semana, debiendo usarlo siempre en días alternativos, nunca dos días seguidos.

Volver a Magia y perfumes