Jazmín: reposo mental y cerebral

Baño, vaporización
USO
Es un perfume de cualidades mágicas, ya que es utilizado en rituales amorosos, en los que se respira para producir estimulaciones que tanto afectan al hombre como a la mujer. También tiene un fuerte carácter psicológico y psicosomático, que permite, al respirarlo durante la noche, ayudar a relajar la mente durante el sueño.

APLICACIÓN
Nos hallamos ante un perfume de salud, que aplicado en baño antes de ir a dormir o en vaporización mientras dura el sueño, regenera las células cerebrales y permite el descanso.

Si su aplicación es durante el baño, el oficiante, luego de entrar en relajación, depositará entre quince y veinte gotas que disolverá con el agua de su bañera.

Practicará un baño no inferior a veinte minutos en el que visualizará constantemente un cerebro, que bien puede ser el suyo, mecido en las orilla de un tranquilo mar, acompañando esa visualización dará la orden:

«Mí cerebro hoy descansará y recargará sus energías»

En el caso de aplicar el perfume mediante la vaporización, el operador deberá proceder a colocar su defumador en el dormitorio, depositar unas diez gotas de perfume y encenderlo por espacio de unos quince a veinte minutos, antes de irse a dormir.

Mientras se produce la combustión, la persona, tumbada en la cama, pero con la precaución de no dormirse, deberá mantener un estado de relajación profundo, efectuar la misma visualización que ha sido indicada durante el baño, y acompañarla con la frase ya descrita.

Volver a Magia y perfumes