Historia de los perfumes de la salud

BENARÉS
Este perfume lleva el nombre de la ciudad santa de la India de donde procede, una ciudad de mil aromas, de mil inciensos y flores que nacen junto al río sagrado del Ganges. Estamos ante un perfume sagrado y mágico de gran fuerza y tradición, que históricamente se ha asociado a la fertilidad y el renacimiento.
CEDRO
Desde tiempos muy antiguos, de la esencia de la madera del cedro se obtiene este excelente perfume, cuyo uso lo encontramos principalmente en el Líbano, aunque hoy abunda menos. Históricamente es preciso recordar que Salomón utilizó este árbol para construir el templo de Jerusalén. También se hace referencia al perfume del cedro en el «Cantar de los Cantares»; y de su uso como elixir para culto y ritual, encontramos numerosas referencias en antiguos textos de Cachemira, India y Siria. Finalmente citar que en Egipto el perfume de cedro se usaba en los procesos de momificación.
CANELA
La canela es una flor de origen chino que también se encuentra en Ceilán, India, Vietnam y Malasia, y según
todas las investigaciones, esta planta fue importada desde esos lugares al mundo hebreo, donde se usaba corrientemente. Así sabemos que los hebreos la utilizaban mezclada con vino de dátiles, para convertirla en un eficaz remedio contra las fiebres y la gota. Por su parte en China y otros países asiáticos, se empezó a usar como condimento y acabó siendo una planta medicinal.
CYCLAMEN
No se le conoce una historia concreta y parece que se utilizaba desde muy antiguamente, tanto en el continente europeo como en otros continentes. Su flor sólo se cultiva en determinadas épocas del año, exigiendo grandes cuidados por su delicadeza. Antiguamente era conocida con el nombre genérico de «pan de puerco».
JAZMÍN
El jazmín tiene su origen en Persia, pero también podemos encontrarlo en las altas cumbres del Himalaya. Es llamado «Rey de las flores», los Hindúes lo llaman «claro de luna del bosque». En China, cuyo nombre es «mo li», simboliza a las mujeres, y era indicado para perfumar el té. Pero los chinos también lo utilizaron para facilitar el parto, y en Malasia lo usaban para curar la septicemia.
LIMÓN
El perfume del limón se conoce en los países de oriente desde la muy lejana antigüedad. Es originario del sudeste asiático, y fue introducido en el mundo árabe e~ el año mil después de J.C., la llegada a Europa debemos situarla a mediados del siglo XIV. En la India el limón me y sigue siendo símbolo de amargura.
MUGET
Su nombre viene del francés, pero también es conocido como «Lirio del Valle», o «Lágrimas de Salomón». La leyenda dice que fue Apolo quién descubrió esta planta y que impresionado por su olor, corrió a entregársela a Esculapio.
En la actualidad existe también una variedad que es el «Lirio de Florencia» conocido como «Iris Florentino», nombre que se le aplica en honor a la Iris griega del Arco Iris.
MUSGO
Los romanos lo conocían con el nombre latino de «muscus». En toda Europa existe esta planta de la que se extrae un perfume con profundo olor a naturaleza, agua y tierra. Su aroma natural le da una personalidad muy definida.
Es conocido desde muy antiguamente, tanto por sus propiedades curativas como por su buen aroma natural.
NARDO
Existen muchos tipos de esta flor y de casi todos se extraen excelentes y carísimas esencias. Dentro de su historia hay varias procedencias. Para unos es originaria de México, donde es conocida con el nombre de «Omixochitl o flor de hueso». En la India se le conoce como «ral ki rami» y «señora de la noche», ya que es al oscurecer cuando desprende su mejor aroma. También existe el nardo índico o nardo stachys fatamansi», que es muy aromático y es oriundo de la región del Himalaya. Finalmente cabe destacar que es el nardo la flor que los nativos entregan a los turistas en Honolulú para darles la bienvenida.
OPIO
Cuando hablamos del opio nos referimos al perfume de esta planta, no a su utilización como alcaloide y sus efectos drogadictos. El perfume del opio es tan antiguo como la misma droga que se extrae de él. Sus flores parecidas a las amapolas eran recolectadas por los trabajadores chinos quienes habían encontrado en ellas los ingredientes del aroma y la utilidad medicinal que calmaba los dolores.
PASSION FLOWER
Un perfume extraído de la pasionaria, y también de su especie trepadora de muros conocida como «passiflora coerulla». Conocida desde la antigüedad esta flor ha encarnado muchas pasiones, especialmente porque se interponía como testigo entre los trovadores que acudían a los balcones de sus amadas para expresarles su más profundo amor. Pero también es una flor de efectos tonificantes y medicinales. Su simbolismo tiene un gran componente teológico, ya que encarna el padecimiento de Jesucristo y significa un recomenzar desde el principio, un «aniquilarse a sí mismo» para rescatar al hombre de la caída.
PETIT GRAIN
Este perfume se obtiene del aceite esencial que se destila de las hojas del «citrus aurantium». Es muy parecido al perfume de azahar pero con ciertos tonos agrios. Es una esencia conocida desde hace mucho tiempo pero carente de una historia concreta. Es muy posible que se emplease antiguamente en actos de hechicería por sus especiales cualidades para despejar la mente.

Volver a Magia y perfumes