Geranio: relajación

Vaporización
USO
Es utilizada tanto la hoja fresca del geranio como el aceite esencial, pues producen un buen aroma. Como empleo mágico podemos decir que el geranio aspirado calma el cuerpo y el espíritu. Es protector de virus y también de efectos negativos. Se convierte en antidepresivo y oliendo este perfume conseguimos rechazar las energías que no queremos que nos afecten. El especialista Rovesti ha utilizado el olor de geranios para tratar los estados de ansiedad y para tranquilizar, y recomendaba este perfume en los sanatorios, siendo la relajación una de las principales cualidades de este aroma. El perfume de relajación es ideal para acompañar rezos, oraciones o meditaciones.

APLICACIÓN
Al ser este aroma de índole relajante es conveniente utilizarlo en dos modalidades, baño primeramente y vaporización después. A diferencia de otros, éste es un perfume que puede usarse como complemento del resto, principalmente en los ejercicios de relajación previos al uso de otros aromas, dadas sus propiedades relajantes y tranquilizadoras. En el baño bastará con depositar de diez a doce gotas disueltas en agua, para visualizar a continuación la entra da de esas gotas en el cuerpo, sintiendo cómo a medida que penetran en él, éste se tranquiliza y relaja. En el caso de la vaporización, bastará con depositar unas gotas sobre un defumador, para que una vez impregnada la estancia, la persona perciba los efectos tranquilizadores del aroma.
Aconsejamos para ambos casos de uso (baño y vaporización) que el operador acompañe las sesiones de frases como:

«Estoy tranquilo, estoy relajado» o «Me estoy relajando, me encuentro mejor».

Desaconsejamos por otra parte, el uso de este aroma en personas hipertensas o muy excitadas, cuyo efecto será prácticamente negativo, si antes no logran una relajación mental.

Volver a Magia y perfumes