Coco: fines amorosos

Baño y unción
USO
Desde la antigüedad ya se conocían las propiedades del coco para extraer el aceite de coco o elaborar jabones y artículos de excelente fragor, a la vez que se aprovechaban sus propiedades benéficas para la piel. Los perfumes extraídos del coco deben utilizarse al anochecer, ya que su efecto es más intenso, debido a que el cocotero ofrece este fruto por la noche, instante en el cual caen los cocos.

Los hawaianos untaban sus cabellos y su cuerpo con aceite de coco perfumado, para combatir los efectos de la sal del mar sobre la piel. También realizaban una crema aromática con el coco según la siguiente receta: se toma la pulpa del coco rallado y se deja en calabazas a pleno sol, luego se añade agua, y el calor del sol hace que el aceite de coco se separe.

APLICACIÓN
Qué mejor para aromatizar la piel que un buen baño acompañado de una mejor unción. Entendiendo que esta aromatización de la piel se realiza con fines amorosos o de captación sentimental, el operador deberá, tanto durante el baño, como posteriormente al realizar la unción (todo ello en estado de relajación), visualizar su cuerpo desprendiendo su propio magnetismo.

En el baño verá su imagen rodeada de una tonalidad rojiza, que simbolizará su emanación amorosa.
Durante la unción, que deberá aplicarse en manos, pies y pantorrillas, deberá pronunciar en voz alta:

«Con esta unción, aromatizo mi piel y potencio la atracción de los demás sobre mí».
«Con esta unción, tonifico mi piel y potencio y atraigo el amor».

Volver a Magia y perfumes