Brezo: trabajo y proyectos laborales

Vaporización
USO
Encontramos varias utilidades dentro de este perfume, aunque todas ellas tienen una relación. El aroma de brezo es iniciático, despierta la mente y procura claridad a quien tiene dudas.

Algunos chamanes utilizaron el brezo para que les guiase en el camino hacia el más allá. Modernamente encontramos una aplicación en la vida actual, especialmente en aquellos aspectos que vienen derivados del mundo de los proyectos y los negocios, ya que este aroma es ideal en reflexiones sobre el trabajo o en la creación de proyectos.

APLICACIÓN
Siempre mediante la vaporización. El operador deberá entrar en relajación y antes de comenzar a desarrollar el proyecto o reflexión sobre trabajo, procederá a encender el defumador sobre el que depositará unas gotas de brezo para que ambiente su estancia mientras piensa o reflexiona.

Si hacemos caso a la tradición chamánica, el aroma de brezo es capaz, aún sin ser un alucinógeno, de «crear» en la mente de la persona, despejar sus dudas e impulsar la creatividad, por lo que el operador debe estar muy receptivo a los posibles mensajes que pasen por su mente en el momento de sus reflexiones de trabajo o creación de proyectos. También puede ser interesante acompañar esta práctica de unas órdenes mentales como:

«Van a afluir mis ideas» o «mi mente está receptiva», «mi mente es capaz de crear».

Volver a Magia y perfumes