Para que una persona molesta deje de acosarnos

Ideal para pretendientes o cobradores tenaces.
Recórtese las uñas de las manos o de los pies y envuélvalas en una hoja de helecho.
Ponga encima tres clavos viejos, un poco de sal gruesa y un huevo, en cuya cascara habrá escrito el nombre de la persona (o compañía) que quiere que no se acuerde más de usted. Ate todo con lana negra y entiérrelo en un lugar sombrío, por que el no vaya a pasar nunca más.
Encima clavará la rama seca de un árbol y al terminar el ritual se alejará sin volver a mirar atrás.
No deberá hacerlo acompañado de ningún familiar y mucho menos de su pareja.
Sólo puede acompañarlo una amistad de su mismo sexo.

Volver a Magia Wicca

Artículos relacionados