Para no sufrir ataques en la calle

Reúna partes iguales de mejorana, laurel y romero secos.
Caliente una cantidad de agua hasta que casi hierva, retírela del calor y meta las hierbas dentro.
Cúbralo y déjelo que se enfríe.
Cuele las hierbas y con los dedos rocíe la infusión sobre su cabeza y corazón y sobre la de sus seres queridos antes de que salgan (o mientras duermen, si quiere guardar el secreto).

Volver a Magia Wicca