Neutralizar un enemigo

En una noche de cuarto menguante, llene de alcohol fino un vaso de vidrio y diluya en él una cucharada de sal fina. Escriba el nombre de su enemigo en una vela negra y colóquela dentro del frasco.
Deje reposar una semana.
Arroje el líquido a un desagüe y queme hasta el final la vela negra.

Volver a Magia Wicca

Artículos relacionados