Magia Verde (V)

Las plateadas vainas de las semillas secas de la lunaria (Lunaria biennis) ejercen una influencia favorable como decoración en casa. Traen suerte con el dinero y su nombre latino muestra que están regidas por la luna y su aspecto recuerda el del metal de la luna, la plata. Su significado es “Esfuerzo de la honradez bien recompensado”.
Las virtudes mágicas de las hierbas y de las flores es un tema sobre el que se podría escribir casi indefinidamente; pero debemos hacer sitio aquí para hablar de los árboles. ¿Sabía usted, por ejemplo que el saúco es el árbol de las brujas, y que cortarlo, o podarlo sin pedir permiso a su espíritu invisible que habita en su interior significa meterse en problemas? ¿o que el roble, el fresno y el espino albar forman la llamada “tríada de las hadas”, porque allí donde crecen juntos ofrecen una buena oportunidad para ver hadas, es decir, si usted tiene la facultad de la segunda imagen?
Los árboles son seres que tienen su propia personalidad, y pueden ser amistosos o no. El olmo es tradicionalmente un árbol hostil a la humanidad, hermoso a pesar de que la tracería de sus ramas se recorta sobre el cielo invernal. Más que cercano a las casas habitadas, su sitio está en las anchas praderas. Sin embargo, el manzano, con sus flores rosas y sus propicios frutos, es uno de los árboles más amistosos que existen.
Si conoce usted a alguien que esté cortando o podando un viejo manzano, pídale algo de madera para hacer un fuego que atraiga la buena suerte a su casa. Ponga en remojo los leños en agua de mar o agua salada durante veintiocho días, un mes lunar. Después séquelos bien y encienda el fuego. No sólo quedará encantado con sus llamas de muchos colores y el suave perfume que exhalarán mientras arden, sino que al cabo de un mes, dice la leyenda, la buena suerte llamará a su puerta.
Otros árboles de la buena suerte convenientes cerca de casa son el elegante abedul plateado; el arce, que es un heraldo de prosperidad, y el viejo guardián del roble. El árbol del acebo es un buen vecino, y trae buena suerte con el dinero, mientras que el plátano, si crece cerca de la casa, sus efectos son totalmente contrarios, y a veces se lo conoce como el árbol de la pobreza.
Los extraños árboles llamados araucarias no están considerados como propicios, pues se cree que atraen discordia. Presumiblemente tienen ese nombre porque cualquier mono le resulta un enigma cómo trepar por semejante enramada de pinchos; y sus hojas puntiagudas, en virtud de la antigua doctrina de las signaturas, o de lo parecido produce efectos semejantes, hizo que las viejas sabias de la antigüedad lo mirasen con desaprobación.
El fresno es un árbol beneficioso y muchas veces aparece mencionado en los antiguos encantamientos, hechizos y leyendas. Por ejemplo, un antiguo libro de encantamientos habla de invocar la ayuda del fresno para eliminar las verrugas. Atraviese cada verruga con un alfiler tres veces, y tras cada pinchazo repita: “Fresno, fresón, te ruego que compres esta verruga mía”. Después clave el alfiler en el fresno y muy pronto la verruga desaparecerá de su cuerpo para crecer en el árbol. Todo debe hacerse en secreto y sin decírselo a nadie, o el encantamiento no funcionará. El mejor momento para hacerlo es durante la fase de luna menguante, y utilice alfileres nuevos, uno diferente para cada verruga. En la actualidad, los médicos y los psicólogos aceptan que las verrugas pueden ser eliminadas mediante los encantamientos, aunque no saben con certeza cómo funciona la magia antigua. Mientras funcione, ¿para que preocuparse?
Una hoja de fresno con un número para de foliolos concede la misma buena suerte que un trébol de cuatro hojas, según la antigua tradición. Sobre todo resultaba muy valiosa como hechizo de amor, y si se coloca debajo de la almohada, la persona que duerma en esa cama soñará con su verdadero amor. Una antigua canción que cantaban las doncellas campesinas cuando encontraban una hoja de fresno de foliolos pares decía así:

Esta hoja de fresno la doblo por tres,
El primer hombre que encuentre será mi amor;
Si está casado que siga su camino,
Pero si es soltero, que venga esta noche.

Por supuesto, la esencia del encantamiento consistía en esconder la hoja de fresno en el pecho en el momento y lugar en que se encontrase con el hombre que tuviera más probabilidades de ser el que ella quería.
Hoy en día, resulta difícil encontrar árboles tan grandes como el fresno en los jardines de la gente, pero un árbol más pequeño aunque repleto de magia beneficiosa desde la época de los druidas es el serbal o fresno de montaña. Sus bayas de un color rojo vivo son una espléndida visión en otoño, y ningún mal espíritu puede soportarlas ni hacer efecto ninguna magia negra en su presencia. A los pájaros les encanta este fruto, lo cu al no debería importarle a nadie, pues tener muchos pájaros frecuentando el jardín es señal de atmósfera propicia. Los lugares de mal agüero son aquellos donde no se escucha el canto de los pájaros.
La sabiduría y las leyendas mágicas sobre los árboles, como con las hierbas, es casi infinita. Sólo he dado un vistazo al reino de la magia verde, aunque espero que suficiente para despertar un mayor interés por disfrutar y estimar la maravillosa generosidad de la Tierra, nuestra Gran Madre.
Les envío mis bendiciones, Pandora.

Artículos relacionados

 


Hechizos y brujerías

magia verde el poder secreto de las plantas, magia verde

Un comentario en “Magia Verde (V)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *