El escudo mágico de Salomón

conjuros y hechizos

Pentáculo

El Círculo Mágico, también llamado Escudo de Salomón, aparece descrito en todos los libros de hechicería.

Su función es la de proteger a aquel que entra en relación con los demonios, quien debe mantenerse en el interior del círculo durante toda la operación si no desea exponerse a una muerte segura.

Sin el círculo, nada puede hacerse para invocar a los espíritus. Debe tener aproximadamente dos metros setenta, espacio suficiente para ubicarse cómo damente en su interior.

Se lo traza con la punta del átame o cuchillo consagrado.

Alrededor del círculo debe trazarse un cuadrado, en cuyos ángulos se deberá trazar cuatro círculos más pequeños o Pentáculos.

En el interior del círculo y de los Pentáculos deben escribirse con el átame los nombres terribles del Creador: Adonai, El, Jah, Eloha, Ehie, Agía (abreviatura de Aieth Gadol Leolam Adonai, que significa «el Señor será grande en la eternidad») y la palabra Tetragramaton, que significa «cuatro letras», nombre divino que no se pronuncia.

Volver a Magia satánica

Artículos relacionados