Sortilegio del salero para loterías

El término sortilegio nos remite a las temáticas adivinatorias, ya que un sortilegio puede ser una prospección en lo oculto para averiguar un resultado. Pero lanzar un sortilegio es también emitir un encantamiento.

En la práctica que nos ocupa combinaremos las dos disciplinas, y desde el punto de vista adivinatorio procuraremos que sea la sal la que nos diga a qué números de lotería debemos jugar. Por otra parte, por si no pudiéramos escoger las numeraciones de nuestras apuestas, el sortilegio del salero nos ayudará a potenciar ocultamente las buenas vibraciones del boleto.

INGREDIENTES
Un salero de cocina lleno de sal.
Un boleto de lotería.
Una tela naranja, cuadrada de unos
50 centímetros de lado. Canela en polvo. Un mechón de cabellos.

PREPARACIÓN
Vamos a comenzar a trabajar desde la vertiente adivinatoria, en esta ocasión para lograr saber a qué números debemos apostar o jugar. Después, cuando ya conozcamos las cifras a las que apostamos, ritualizaremos el boleto para que las energías sean propicias y quizá así conseguiremos
el premio.

Para intentar una prospección adivinatoria, comenzaremos por colocar la tela naranja sobre la mesa de trabajo. El color naranja tiene la propiedad de generar una buena vibración sobre todo lo que tenga relación con el dinero, por tanto, es la tonalidad ideal para tentar a la suerte.

Tomaremos el mechón de cabellos, y con la ayuda de unas tijeras efectuaremos varios cortes dejando que caigan desordenadamente sobre la tela. Acto seguido, espolvorearemos sobre ellos un poco de canela y al hacerlo nos concentraremos pensando en el deseo de obtener una respuesta. Después diremos en voz alta:

Esta es la canela mágica y poderosa. La especia por tantas veces usada como fuente de inspiración. Ayúdame, oh, especia, para que pueda encontrar un camino en mi búsqueda de la fortuna y la suerte.

Sigue leyendo >>>

Artículos relacionados