Saquito para atraer la fortuna

Si deseamos tentar la suerte, cada vez que entremos o salgamos de casa, debemos disponer de una bolsita o saquito preparado para ello. Compraremos una bolsita de terciopelo que sea de color naranja o amarillo.

Introduciremos en ella nueve monedas doradas y otras tantas plateadas.

Llenaremos todo el saquito con sal gorda. Lo anudaremos con nueve nudos y tras nueve días en que haya reposado a la intemperie, lo colgaremos detrás de la puerta de entrada de la casa, preferentemente en una de las cerraduras para que nos quede a la vista y podamos tocarlo cada vez que entremos o salgamos del hogar.

Volver a Magia con Sal

Artículos relacionados