Fumigaciones para lograr ascensos

La purificación y eliminación de lo tóxico, adverso o negativo a través del humo es casi tan antigua como el hombre. En casi todos los cultos vemos a los sacerdotes quemando resinas, hojas de plantas aromáticas e inciensos para liberar las condensaciones energéticas de sus templos o de los hogares e incluso de aldeas enteras.
El acto de fumigar es un ritual que suele estar unido al culto de los cuatro elementos, ya que en él se manifiestan la tierra a través de las resinas u hojas que serán quemadas, el fuego como protagonista de la combustión, el agua desprendida en forma de vapor y humo, así como el aire elemento al que finalmente llega la fumigación, que es liberadora, puesto que despeja el ambiente, elimina las impurezas y ayuda a quien está presente a sumergirse en un ambiente de paz.
INGREDIENTES
Un caldero o recipiente que acepte fuego.
Carbones de incienso.
Inciensos de mirra y almizcle.
Sal fina.
Piel de limón macho.
Contrato de trabajo u hoja de salario.
Un sobre de color amarillo.
PREPARACIÓN
Como podrá imaginar el lector, para efectuar esta práctica debemos de recurrir al humo purificador que tiene el objeto de limpiarnos de impurezas al tiempo que nos ayuda en la proyección laboral.
Comenzaremos por recurrir a una olla de barro cocido o metálica, pero que no pueda romperse ni deteriorarse en forma alguna cuando apliquemos el calor de la combustión producida por los carbones.
Empezaremos el ceremonial sosteniendo un puñado de sal en el hueco de las manos. Nos concentraremos y pensaremos en que la sal nos ayudará en la protección del ritual. Acto seguido colocaremos la sal en el fondo del recipiente. Encenderemos los carbones para el incienso, al menos cuatro o cinco, y con la ayuda de unas pinzas los situaremos sobre la sal, teniendo mucha precaución de hacer todo ello a cierta distancia, ya que la sal suele crepitar al entrar en contacto con el fuego y podría saltarnos una chipa al rostro. En un pequeño recipiente, por ejemplo un vaso, colocaremos a partes iguales tres cucharadas de cada uno de los inciensos, otras tres de sal y la piel del limón macho. Los mezclaremos con la ayuda de una cucharilla de café. Seguidamente sostendremos el vaso con las dos manos pensando que los elementos allí contenidos nos ayudarán a lograr los propósitos deseados.
Tras el paso anterior entraremos en relajación y nos concentraremos fijando la vista en los carbones que combustionan en el fondo del recipiente. En este momento debemos pensar en el ascenso o la mejora de trabajo que esperamos lograr. Debemos ver imágenes positivas y armoniosas que indiquen la próxima llegada del éxito. Una buena visualización sería ver al jefe o encargado de personal comunicándonos un ascenso en la empresa.
Situaremos el contenido del vaso en el hueco de la mano derecha y, sin perder la concentración, con los dedos corazón pulgar e índice de la mano izquierda, tomaremos pequeños puñados de incienso con sal y limón y los tiraremos sobre el carbón para que humee. La fumigación habrá comenzado. Cuando todo el incienso haya sido depositado sobre el carbón, observaremos la evolución del humo durante unos instantes. Podemos esperar unos cinco minutos antes de seguir al próximo paso, tiempo que aprovecharemos para sentir que el poder del aroma combustionado entra en nuestro ser y con ello nos da energía, vitalidad y más valía para cuando llegue el momento de enfrentarnos al nuevo cargo u ocupación.
Transcurrido el tiempo preciso, al tiempo que humea el recipiente, cogeremos el contrato de trabajo o la hoja de salario con ambas manos y pediremos en voz alta el merecido ascenso. Debemos dejar que el humo influya sobre el papel por lo menos durante unos cinco minutos.
El ritual finalizará cuando los carbones se hayan consumido en su totalidad. Será en ese momento en el que hemos de guardar el contrato o la hoja de salario en el sobre de color amarillo. Llevaremos este documento encima durante todos los días en los que debamos negociar nuestro ascenso e incluso el día que efectuemos su petición.

Volver a Magia con Sal

Artículos relacionados