Magia y astrología

La astrología tiene muchos puntos de contacto y mucha influencia sobre el arte mágico. Los magos conexionan los planetas con las grandes fuerzas que mueven el universo, debido a que los antiguos identificaban a los dioses con los planetas.
El influjo de los planetas puede ser «capturado» mágicamente mediante el uso de cosas relacionadas con él: el color rojo, el hierro y el número cinco, por ejemplo, aprisionan las fuerzas de Marte. También una fórmula verbal puede tener el mismo efecto.
Otro modo de disfrutar de las influencias planetarias consiste en celebrar la ceremonia mágica en el día y en la hora del planeta apropiado. Cada día y cada hora tienen su dominante planetario.
Respecto a los días de la semana el dominante es evidente (Lunes-Luna, Martes-Marte, Miércoles-Mercurio, Jueves-Júpiter, Viernes-Venus, Sábado-Saturno, Domingo-Sol).
El planeta que gobierna el día gobierna también la primera hora después del alba; mientras que las siguientes horas de luz están subdivididas entre los dos planetas, que se van siguiendo siempre en el mismo orden:
1. Sol – 2. Venus – 3. Mercurio – 4. Luna – 5. Saturno 6. Júpiter – 7. Marte.
Y estas son las operaciones a las que cada planeta es más propicio:
Sol: Riquezas. Ayuda de los poderosos. Amistad. Tesoros.
Luna: Evocación de los Espíritus. Amor. Visiones. Robos. Agua, mar, viajes.
Mercurio: Elocuencia. Previsión. Comercio. Hurtos. Artes y ciencias.
Venus: Amor. Sexo. Amistad. Viajes.
Marte: Homicidio. Odio. Infelicidad. Espíritus de los muertos asesinados. Guerras y batallas.
Júpiter: Riquezas. Amistad. Salud.
Saturno: Muerte. Destrucción. Almas del infierno. Sabiduría. Bienes materiales, terrenos y edificios.
Las fases de la Luna por el contrario van respectivamente antepuestas a:
Luna nueva: Esfuerzos constructivos.
Luna mengunate: Odio y discordia.
Luna llena: Muerte y destrucción.
Luna en conjunción con el Sol: Es aconsejable no realizar ninguna operación.
Quedan excluidos de las anteriores clasificaciones los planetas modernos (Urano, Neptuno y Plutón) porque, al haber sido descubiertos hace pocos años, su trayectoria aún no ha sido plenamente estudiada y comprendida. De cualquier manera sus principales características son las siguientes:
Urano: Planeta de los cambios imprevistos, revoluciones, inundaciones, terremotos. Tiene influencia sobre los descubrimientos y la electricidad.
Neptuno: Planeta de las cuestiones espirituales y psíquicas, de los sueños y de las facultades mediúmnicas.
Plutón: Señor de la muerte y de los mundos subterráneos, pero también de la riqueza y del poder oculto.

Artículos relacionados

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *