Interpretación de los lunares en el rostro del hombre

En la frente

• En la parte izquierda de la frente: fuerte unión o gran identificación con el padre.
• En la parte derecha de la frente: profunda unión con su madre o con el papel predominante que ésta jugó y su notable influencia.
• En la sien izquierda: tendencia a idealizar sus sentimientos, búsqueda del absoluto o desequilibrio afectivo.
• En la sien derecha: frialdad, indiferencia ante los sentimientos.
• En lo alto y en medio de la frente, bajo la raíz de los cabellos: reivindicación de independencia, espíritu de rebeldía, indisciplina, lo que se conoce comúnmente como «cabezón».
• En medio de la frente: lucidez, gran facultad de discernimiento, espíritu penetrante, que se muestra exigente y puntilloso con los demás.

Alrededor de los ojos

• Sobre el ojo izquierdo: distracción, falta de concentración, desatención y también deficiencia en el ojo izquierdo.
• Sobre el ojo derecho: gran capacidad de concentración, vista aguda, pero también, paradójicamente, ojo derecho frágil.
• Entre las cejas: clarividencia o lucidez, buena vista, facilidad de comprensión y de asimilación, aceptación, éxito obtenido gracias a sus cualidades.
• Cerca del ojo izquierdo: sentimientos inconstantes, incertidumbre afectiva, dificultad para amar.
• Cerca del ojo derecho: debilidad, carácter influen-ciable, dudoso, indeciso, falta de lealtad o fidelidad.
• Encima o sobre el párpado del ojo izquierdo: ausencia de espíritu familiar, desapego de su medio natural o decepciones debidas a sus padres.
• Encima o sobre el párpado del ojo derecho: profundo apego a su familia, su pasado, sus raíces, respeto a los padres, gusto pronunciado por todo lo que es antiguo.

En la nariz

• En la ventana izquierda o al lado: naturaleza malgastadora y dispendiosa, fuerte tendencia a vivir por encima de sus posibilidades.
• En la ventana derecha o al lado: sentido innato del ahorro y la gestión prudente de sus bienes.
• En la punta de la nariz: fuerte sensualidad, temperamento ardiente, gran necesidad de una fusión carnal y sentimental desbordante, pero también tendencia a dejarse llevar por sus deseos o amores.

En las mejillas

• En la mejilla izquierda: cambios voluntarios en la existencia que siempre serán un factor de evolución, y facultad innata para reponerse, salirse con la suya, sean cuales sean las circunstancias.
• En la mejilla derecha: destino irregular, inestabilidad en la actividad profesional, cambios importantes durante su vida en este campo.
• En el pómulo izquierdo: orgullo, presunción, tendencia a sobrestimar los medios de que dispone o sus capacidades, o incluso ausencia de conciencia y conocimiento de sí mismo.
• En el pómulo derecho: falta de confianza en sí mismo, tendencia a subestimar a los demás, carácter pesimista o fatalista, además de no ser objetivo consigo mismo.

En las orejas

• Cerca de la oreja izquierda o detrás: falta de escrúpulos, determinación secreta, segundas intenciones.
• Cerca de la oreja derecha o detrás: auténtica suerte y arte de saber disimular para conseguir sus objetivos, sobre todo si el lunar se encuentra tras la oreja.

Alrededor de la boca

• Sobre el labio superior: ausencia de timidez, tendencia a la charla, vida social inestable, a menudo decepcionante a causa de la falta de discreción.
• Bajo el labio inferior: carácter ingenuo, jovial, buen chico, pero es fácil tomarle el pelo o engañarle.
• En el extremo o en medio de la barbilla: carácter tozudo, rigidez intelectual y moral, pero también con una determinación más débil de lo que aparenta.

Volver a Los lunares y el carácter

Artículos relacionados