Lo que impulsa al nativo de Leo

signo leo

Jacqueline Kennedy, nativa de Leo

Buena parte de las cualidades que más se dejan notar en la personalidad de Leo parten de la intensidad y de la fuerza con que este personaje se proyecta en el presente. Se suele decir que Leo es un nativo muy apasionado que pone siempre toda la carne en el asador y que se crece ante las dificultades. Esa fuerza y esa pasión tienen una buena razón de ser, y no es justamente la economía energética -cosa que Leo parece desconocer por completo-, pero sí se puede decir que a través de la gran intensidad que acostumbra poner en todo cuanto hace, el nativo de Leo se busca a sí mismo trazando una espiral convergente cuyo final represente su verdadera esencia personal.
Parece ser que tras toda la parafernalia que gira en torno al pavoneo de Leo, hay algo bastante más elevado que el orgullo personal y la necesidad de quedar por encima de los demás. No hay que olvidar que este es uno de los signos del Zodiaco cuya misión, entre otras, es la de cargar con la poderosa imagen del Padre. El nativo de Leo debe, pues, con su propia experiencia, llegar a conectar con la esencia de su propio Padre interior para así poder conocer todo su potencial.
Con todo lo dicho hasta ahora, la fuerza de la personalidad queda bien patente en el nativo de Leo. Está claro que quien consiga dar con la clave mágica que le permita conocer su esencia individual, tendrá en su mano el más alto poder con el que todo humano soñó alguna vez. Leo sabe por experiencia propia que la fuerza de la personalidad puede conseguirlo todo, pues con ella sabrá cómo manejar las situaciones y las personas que se crucen en su camino. La figura con la que sueña Leo es la del gran mago, generoso y poderoso, pero temible a la vez.

Volver a Leo
Volver a Signos de Zodíaco