Las principales deficiencias que afectan al signo Leo

signo leo

Robert Redford, nativo de Leo

Cuando se abusa de la energía que simboliza el signo de Leo, lo más común es que se vengan abajo las siguientes partes del cuerpo: el corazón, la espalda o la vista. En el caso concreto del corazón ya se ha explicado en mayor o menor medida lo que le puede ocurrir. El infarto o la insuficiencia cardiaca son los más altos exponentes de ello.
Por lo que respecta a la espalda, la falta de vitalidad se manifestará a través del dolor y de la imposibilidad a la hora de mantener ciertas posturas. Todas las enfermedades que afecten de alguna u otra manera a la columna vertebral podrían estar indicando, en el caso concreto de Leo, una falta de energía vital que debe ser tenida muy en cuenta. Los ojos parece ser que también sufren esta caída de energía y de vigor en el nativo manifestando en un principio claras señales de irritación que de no ser tenidas en consideración podrían degenerar en algo más grave y peligroso.
Los deportes de riesgo son otra fuente de problemas para la salud de Leo. El apasionamiento atrae inevitablemente a la atención de este nativo, que no cesa de retar a la vida. Tras algunas de estas prácticas se ocultan tristes estadísticas que muestran la gran cantidad de accidentes que se producen por negligencia y abuso de confianza. Otra clara manifestación fisiológica que está muy relacionada con este signo son las fiebres altas. Todos los procesos inflamatorios un tanto aparatosos deben ser cuidados con especial atención en el caso de pertenecer a este signo.

Volver a Leo
Volver a Signos de Zodíaco